DANIEL, EL "PATIPERRO" DE LA TV

Daniel Morales, periodista y presentador de noticias en televisión, nacido en Talca, Chile, el 8 de noviembre del año 1973. Emigró a los Estados Unidos a la ciudad de Houston el año 1991. Hasta ese momento su madre trabajaba para la compañía de teléfonos, por lo que le tocó vivir en varias ciudades, siempre en la VII región, comenzando en San Clemente, algunos años en Villa Alegre, San Javier, y finalmente en Talca desde donde se mudaron a los Estados Unidos.
Sus estudios primarios los realizó en varias escuelas de la zona, incluyendo los Sagrados Corazones en San Javier y la secundaria en el Liceo Abate Molina de Talca. Estudió Ingeniería Forestal por un corto tiempo, hasta que por razones médicas llegaron a la ciudad de Houston.
Aunque su primera intención fue estudiar agronomía o ingeniería forestal, siempre tuvo afición por las letras y la literatura lo cual lo han hecho pensar que fue la fundación de su ocupación actual. Al llegar a Houston, ésta inclinación le llevó a estudiar periodismo gracias al programa de Good Neighbor Scholarship o Becas del Buen Vecino, que ayudan a estudiantes del hemisferio occidental a seguir una carrera universitaria en Texas. Graduado de la Universidad de Houston en 1999 con una doble licenciatura en Periodismo y Producción de Radio y Televisión. Sus pasatiempos son, la fotografía, viajar, andar en moto, remar kajak, en general las actividades disponibles en Austin, donde está radicado actualmente.

ENTREVISTA

☆ ¿Cómo y cuándo comienza tu historia con la televisión en Texas?


Antes de graduarme, gané la competencia de una pasantía en el Galveston County Daily News, donde laboré por algún tiempo como reportero local. Como requisito de la doble licenciatura, debía completar una segunda pasantía en producción de radio y televisión y fue así que llegué a Telemundo Houston y me quedé, primero colaborando en la redacción del informativo y luego haciendo la traducción para los subtítulos en inglés. Trabajé como editor de asignaciones por un tiempo y me había hecho a la idea de incursionar en la producción editorial del noticiero cuando surgió la oportunidad de hacer algo en frente de las cámaras, primero con el reporte del tiempo.

☆ ¿Cuál fué tu preparación para llegar a ser un presentador de noticias?


Yo creo que fue el hacer de todo: asignaciones, un poco de producción, redacción, videografía y edición. Del punto de vista editorial, creo que el haber comenzado en un periódico ayudó a crear las bases para conseguir contactos, investigar, corroborar y depurar la información para contar una historia con precisión y eficiencia.

 

☆ Cuando te vi por primera vez hace algunos años, recuerdo que dabas el tiempo...¿Te gustaba hacerlo? ¿Cómo era tu preparación para ello?


Fue algo en lo caí por casualidad. Como era uno de los primeros en llegar a la redacción, a menudo me pedían poner las gráficas de alerta del tiempo al aire. Así fue como aprendí a usar la computadora de las gráficas. Eventualmente, me pidieron hacer el segmento en calidad de substituto hasta que un día se enfermó la titular y lo tuve que hacer por un par de semanas. Me quedé definitivamente en la posición luego del azote de la tormenta tropical Allison en junio del 2001. Fue un desastre y la competencia mandó a la gente a casa la noche de la tormenta, con la promesa de volver temprano al otro día a informar, pero se inundó el sector y no pudieron regresar a trabajar. Durante la noche cayeron más de dos pies de agua lluvia y Telemundo fue el único medio en español en informar a la audiencia durante la crisis. Con eso, nos ganamos la buena voluntad del público y, una vez afianzado, pedí que me costearan la carrera de meteorología, entrenamiento que completé unos años después.


☆ Con los años y la experiencia en televisión, ¿tu crees que es algo para ti o sólo ha sido una oportunidad y una opción de vida?


A veces no sé qué quiero ser cuando sea grande. La TV es algo que me mantiene entretenido, que alimenta mi creatividad y que creo haber aprendido a desarrollar de manera satisfactoria. Considero que es una industria que está cambiando a pasos acelerados y que rara vez te permite jubilar. No es tan glamoroso como lo pintan y a veces enfrentas tanta presión que solo quieres irte a pastar al campo de las relaciones públicas. Creo que todavía no he llegado a ese punto, pero lo veo en la lontananza.

 

  • La TV es algo que me mantiene entretenido, que alimenta mi creatividad....

  • No es tan glamoroso como lo pintan y a veces enfrentas tanta presión que solo....

  • ...función que debo compartir con mi trabajo de conducir el informativo...

☆ Recuerdo que hace unos años atrás participabas siempre en las actividades de la comunidad chilena y últimamente he escuchado entre ellos "¿Donde está Daniel?"
¿Hay alguna razón que motive esta desaparición?


Es simple, me mudé a Austin por razones de trabajo y trato de pasar el mayor tiempo libre con la familia. No siempre coincido con los eventos de la comunidad chilena, pero prometo volverme a incorporar de lleno y apoyar en lo que sea cuando vuelva. Esa es mi meta.

 

☆ ¿Cómo es tu relación con la comunidad chilena?


Creo que estrecha. Desde que llegué estuve participando en los grupos folklóricos y asistiendo a los eventos. No hay nada como tu gente.

 

☆ ¿Vez televisión chilena? ¿Qué opinión tienes de como se hace televisión en Chile?


Ahora no tanto. Pero solía ver TVN. El entretenimiento no es lo mío, las novelas tampoco. Pero los informativos me parecían rígidos, institucionales, repetitivos, con redacción en voz pasiva y unos reportajes larguísimos que a veces contenían datos que podían resumirse en minuto y medio. Me aburrían.


☆ Daniel Morales hijo, hermano, amigo....¿es el mismo Daniel Morales de la televisión?


El de la tele es más dicharachero. El otro es más callado, taciturno, hasta cascarrabias. A veces pienso que soy como dice la canción de Maná, "un tipo frío y aburrido".

 

☆ ¿Qué visión tienes para tú futuro en este medio televisivo?


Creo que abordé eso en una pregunta anterior. Por algún tiempo pensé en perseguir la carrera en frente de las cámaras con todo el brío y buscar una oportunidad como corresponsal cuando se me dio la posibilidad de cubrir eventos grandes como los juegos olímpicos y huracanes para el noticiero regional y otras estaciones de la cadena, pero todo llegó a un fin abrupto por razones ajenas a mi desempeño. Sonará pedante, pero ahora abordo el tema con más pragmatismo y una perspectiva más budista, evaluando la realidad de los deseos y cortando su crecimiento ilusorio de raíz. En este negocio, muchos toman las decisiones por ti, así que ahora quiero tener un buen pasar y a lo mejor encontrar algo posiblemente en administración, relaciones públicas, o mejor aún, en una organización sin fines de lucro para de verdad hacer al mundo mejor.

 

☆ ¿Qué motiva a Daniel Morales el vivir el día a día?


La familia, principalmente. Después, el usar la poca o mucha destreza o influencia que se pueda tener en contra de las injusticias que abundan en este mundo. No sé, ayudar a la gente a tomar mejores decisiones mediante la información y la verdad, algo que ha perdido su popularidad últimamente por razones que todos hemos visto.

 

☆ Sabemos que no estás en Houston ahora. Cuéntanos....¿Dónde y qué hace Daniel Morales hoy?


Primordialmente, trabajar. Hace poco me ascendieron a director editorial de Noticiero Telemundo Austin, función que debo compartir con mi trabajo de conducir el informativo, así que no me queda mucho tiempo. Austin es una ciudad que crece a pasos agigantados y donde hay mucho que hacer. El tiempo libre lo aprovecho con la familia, especialmente mis sobrinas Sofía, de 11, Amanda, de siete, y Diana, de cinco. Ando en moto, kayak, un poco de ejercicio y uno que otro viajecito.



☆ Si dejaras la televisión, ¿a qué te dedicarías en cuerpo y alma?


La fotografía o el servicio comunitario, y si el dinero no fuera obstáculo, a patiperrear tiempo completo.

 

Un gran hombre de espíritu inquieto, alma aventurera y amor al trabajo.

 

Editorial