UNA GALLINITA ARAUCANA EN HOUSTON

Muchas veces hemos consumido huevos de colores pero quizás no muchos se han preocupado de conocer la procedencia de estos huevos. Resulta que la única gallina en el mundo que produce huevos azules es la gallina Araucana.

La Kollonka junto a la Ketro, son unas de las aves que dieron origen a la conocida gallina Araucana. Hoy en día si bien estas gallinas aún existen en Chile, se ha perdido la pureza de las originales por lo que diversas asociaciones están interesadas en recuperar estas razas y restaurar nuevamente a las gallinas Kollonca, Ketro y la Kollonka de aretes.
No existen indicios en la narrativa mapuche que mencionen a la gallina Araucana en épocas precolombinas, pero si existen crónicas escritas alrededor del 1500 d.C. en las que se documenta la crianza de gallinas, de una raza distinta a la europea, por parte de los mapuches de la zona centro-sur de Chile. Análisis genéticos insinúan una relación de esta especie con gallinas polinesias que llegaron a la zona al menos un siglo antes que los españoles, pero otras fuentes aseguran que aún no se puede probar ese origen.
El color exterior de la cáscara del huevo de esta gallina es de un azul verdoso. Esto se produce debido a una enzima que segrega el oviducto de la gallina que transforma la hemoglobina en biliverdina, la que a su vez se incorpora al huevo al formarse la cáscara. Dicho color varía dependiendo del tiempo que se demore en poner la gallina, a mayor frecuencia menor intensidad de color presentará el huevo.

La Kollonka, produce huevos azules, no así la Ketro que puede tener otro color de huevos. La Araucana pone huevos de color celeste-azul y se ha convertido en motivo de orgullo para criadores de Estados Unidos y Europa ya que compite cada año por ser el mejor ejemplar de Araucana del mundo.

Howard Callaway, un geólogo tejano de 84 años, que ha dedicado parte de su vida a su granja establecida acá en Houston, compró gallinas en un lugar de Cameron, Texas; para que se comieran las moscas y sus larvas y así solucionar el problema de moscas que le provocó la crianza de caballos hace 30 años. Callaway comenzó a tener éxito con la venta de los singulares huevos de colores azul claro y verdoso y de muy exquisito sabor que producían sus gallinas así es que decidió dedicarse  por completo a la crianza de éstas particulares gallinas. Más tarde se enteró, por el kinesiólogo chileno Galvarino Gerrero, que las gallinas eran de la especie Kollonka. Galvarino conocía de su origen porque él y su hermano tenían un criadero de gallinas Kollonca en Chile. Y si bien las hembras son una mezcla, el que pone la nota de pureza para los huevos es el macho.

  • .....el que pone la nota de pureza para los huevos es el macho.

  • Hay un porcentaje de gallinas que se pone clueca muy seguido y crían sus propios pollitos, pocas o nulas veces se ocupan incubadoras artificiales.

  • ....en referencia a estos huevos en particular, además del hecho de ser saludables por ser de granja y ser muy bajos en colesterol.

La realidad es que no muchos saben sobre la existencia de este estadounidense criador de gallinas araucanas y tampoco de la gallina kollonka,  pero Galvarino, que por cierto colaboró para ésta nota, es un asiduo cliente y comprador de los sabrosos huevos de colores. Callaway, ha llegado a tener 65 de estas gallinas y su producción es de 2 a 3 docenas diarias, algo muy importante en referencia a estos huevos en particular, además del hecho de ser saludables por ser de granja y ser muy bajos en colesterol.

 

Un recorrido por la granja de Howard

Aquí les dejo un completo reportaje.

Fuente: http://colloncayquetro.blogspot.com

Editorial