MARICEL ALMEYDA, DUEÑA DE "LA PUPUSA ALEGRE"

Maricel Ramírez de Almeyda, nacida en la ciudad de Iquique. Una chilena emprendedora, carismática, alegre, cariñosa y tremendamente cristiana y que por lo mismo, ha enfrentado la vida con mucha sabiduría. Casada con estadounidense, hijo de un conocido Doctor cubano. A esta feliz pareja les sucede su hijo Samuel de 16 años, de quien Maricel habla con mucho amor y orgullo. Decide partir a los Estados Unidos, pasando primero por la hermosa Isla de Pascua antes de salir de Chile y llega en primera instancia a los Angeles, para conocer lo típico que recorren los turistas en esta ciudad,  para luego establecerse en New Jersey en diciembre del año 1972.


¿Cuándo llegas a la ciudad de Houston y por qué?

A Houston llego en el año 1985. Yo soy una persona muy cristiana y siento que mi venida a Houston fué un llamado específico, algo había para mi destinado en esta ciudad.

Tener un negocio propio es un sueño de muchos, ser tu propio jefe. ¿Cómo nace el restorán la Pupusa Alegre?

Llegado un momento, mi hermano y yo decidimos vender la casa que ambos habíamos comprado en New Jersey hacia cinco años y de esa venta nos quedó una ganancia de 85 mil dólares y cuando llegamos acá, primero buscamos el área y luego compramos, vimos que al frente habían apartamentos con muchos salvadoreños viviendo allí y muchas taquerías  y restoranes de comida mexicana alrededor, y nos dimos cuenta que no había ningún restorán centroamericano y de comida salvadoreña. Y así fué como surgió La Pupusa Alegre.

¿Tenias familiaridad o conocimiento respecto a este tipo de negocio o te hiciste asesorar por alguien con experiencia?
Yo nunca trabajé  en este tipo de negocios, no sabía nada de restoranes, solo me preocupé de contratar buenas cocineras y es así como tengo mi personal, Blanca que lleva 28 años y Miranda15, trabajando de cocineras y ellas son las que me han ayudado, porque son las que tienen el conocimiento.

¿Por qué y cómo nace el nombre?

Bueno, porque en el salvador la pupusa es lo típico, y alegre, porque ya existía una “loca” y las mismas muchachas me propusieron alegre, y me pareció lindo como sonaba.

¿Qué tiene de Chile la Pupusa Alegre?

Con risas….dice: “la chilena” y el cable con canal chileno. Hubo un tiempo que hicimos empanadas, pero no había público que se interesará por esa comida, además que demandaba mucho gasto.

¿Cuál ha sido el mayor obstáculo que has tenido que vencer para mantener o iniciar un  negocio de éste tipo?

Yo creo que no tenemos mayores obstáculos porque seguimos las reglas y mantenemos la disciplina, me preocupo de hacer las cosas como se deben siguiendo la ley.

¿Cuál es el aspecto principal de tu personalidad que se halla plasmado en tu restorán?

Soy una persona que me adapto mucho a otras idiosincrasias y a las personas les gusta eso.

¿Qué es lo que más disfrutas al operar tu negocio?

El público, disfruto mucho hablar con la gente, conocerlos e interactuar con ellos. Aquí viene gente de muchos años que ha pasado por tres generaciones, entonces somos como una familia.

¿Cuál dirías que es el mejor plato del restorán y que le recomendarías a cualquier comensal que se acomodara en sus mesas?

La pupusa, es lo que más se pide, pero hay muchos otros platos que gustan mucho, pero si, la pupusa es la que más se vende, además que somos famosos por hacer las mejores pupusas y estamos catalogados con la triple A por la asociación americana, por la calidad, la atención  y la limpieza.

¿Qué es lo que tú crees que valora más un cliente?

La atención, valora el que los traten con familiaridad, sentirse parte de, la mayoría de la gente acá se siente sola y viene al restorán por la compañía. Cuando estoy en mi turno, personalmente hago que la gente se sienta como en casa.

Sabemos que eres casada con americano y tu, chilena....¿Cuál es el común de los clientes, de que país llegan más?

La mayoría es público salvadoreño, pero también viene mucho americano, mexicano. El 90% del público es centroamericano.

¿Con que frecuencia vienen chilenos a la Pupusa Alegre, y cuál es la preferencia en platos?
No tengo mucho público chileno, de vez en cuando viene uno que otro, pero muy poco y yo no se ni cocinar, así que es muy difícil que pueda ofrecer comida chilena. Las cocineras aquí tienen muy buena sazón y sus comidas gustan mucho. 

  • La mayoría es público salvadoreño, pero también viene mucho americano, mexicano, el 90% del público es centroamericano.

  • Las cocineras aquí tienen muy buena sazón y sus comidas gustan mucho.
    ...Blanca que lleva 28 años y Miranda 15....

  • .....las mejores pupusas y estamos catalogados con la triple A por la asociación americana, por la calidad, la atención y la limpieza.

¿Cómo es el día a día en la Pupusa Alegre?

El día a día es muy movido, aunque unos días un poco más lento que otros, pero generalmente muy movido, además que en los 30 años que llevo acá, no tenemos problemas con gente conflictiva, ni “borrachos”, ni de asaltos, se cuida que el negocio mantenga su estabilidad en la seguridad.

Si pudieras darle un consejo a un dueño de restorán novato, ¿cuál sería?

Lo primero que tiene que buscar una buena cocinera, más que conocimiento de negocios, administración, se debe preocupar de tener un buen equipo de trabajo, empleados que sepan muy bien hacer su trabajo, eso es lo principal, porque la gente vuelve por la calidad de la comida.

 ¿Hay proyectos a futuro con respecto al negocio?

Tengo proyectos personales que aún no los puedo concretar, se han comprado dos negocios en el mismo terreno, que están rentados, y quizás en un futuro transformar todo en un mall.

Una última e inevitable pregunta ¿Qué recuerdos tienes de Chile después de tantos años fuera?

Mi niñez…..responde muy emocionada. Lo más importante lo viví en Chile, fue una vida muy feliz, muy funcional, de muchos viajes, prácticamente conocí todo mi país. Pero lo principal ha sido el amor de mis padres, que me ayudó mucho a enfrentar los cambios en mi vida. Mi padre que ya no está, fue un hombre, a pesar de la época, de mente abierta y muy permisivo, nunca me negó concretar mis deseos de viaje, al contrario, me ayudó siempre. También está el recuerdo del primer amor….dice sonriendo.

 

Esta ha sido una de las entrevista más emotivas, por la gran persona que es Maricel. Gracias por abrir las puertas de tu negocio y las de tu corazón.

Editorial