JORGE OLIVARES, ORFEBRE - Entrevista

Jorge Nació en Santiago a fines de los 50, vivió en los suburbios de la capital hasta que se fue a San Fernando región de Colchahua, en donde realizó sus estudios superiores para graduarse como Técnico Agrícola. Casado con Cecilia, quién ha tenido un papel muy importante en el desarrollo de su carrera, ambos tienen una hija, Marité, pronta a graduarse en Contabilidad. Cómo familia comparten actividades como el camping,  la fotografía y los viajes, especialmente a Chile, donde han recorrido de norte a sur.  Emigró a los Estados Unidos a la ciudad de Houston, en el año 1981.

¿Cuándo comenzó tu interés por la orfebrería y como llegaste a él? ¿Estudiaste o fuiste autodidacta?

Buscando mis caminos encontré la joyería por accidente. Estudié ingles y fotografía,  y entre de lleno a esta actividad en 1983. La joyería la aprendí y me la enseñaron de manera tradicional, de orfebre a aprendiz. Este noble oficio es transmitido personalmente de maestro a discípulo y no es fácil encontrar buenos maestros que te guíen, se aprende trabajando y practicando mucho. Ya en 1986 estaba trabajando como maestro principiante, en un régimen muy exigente, de trabajo y aprendizaje, esta actividad es un 5% de talento y un 95% de trabajo duro.

¿Qué cualidades debe tener un orfebre?

El  orfebre es un Artesano-Artista-Técnico, se usan muchas técnicas, tanto manuales como también química, matemáticas, geometría, metalúrgica, mineralogía,  diseño gráfico y, últimamente se están haciendo diseños y piezas por medio de computadora, debes estar constantemente investigando e informándote, esto evoluciona día a día y siempre hay algo nuevo que desarrollar.

¿Te consideras más artista o empresario?

Me defino como artesano, tengo algo de artista y mecánico de precisión, también he incursionado en la computación orientada a la joyería y siempre estoy investigando técnicas nuevas (también antiguas).

¿Trabajas para alguna empresa, en forma particular, o las dos?

Trabajo hace más de dos décadas y media en la misma compañía, lo que me ha permitido la  estabilidad necesaria para desarrollar mi actividad. También en los 90 tuve el honor de viajar a la India (Bombay) como instructor técnico en la división internacional de la compañía, viajes que realicé 3 veces en 7 años, tuve a mi cargo a más 400 personas haciendo capacitación y compartiendo experiencias y técnicas. También hice clases en la Houston Metal Guild (organización de entrenamiento para gente adulta), a finales de esa década.

Te piden joyas casuales, argollas, anillos de compromiso. A ti personalmente, ¿Qué es lo que más te gusta hacer? ¿Por qué?

Actualmente también tengo un mini taller en mi casa donde (si hay tiempo) trato de hacer cosas más personales y artesanales o artísticas, no tan comerciales. No tengo un inventario propio, trabajo más a pedido del cliente pues el costo de los materiales no lo permite.

Como es tu modo de trabajar individualmente. ¿Haces solo a pedidos o fábricas y luego vendes? ¿Podrías describir el proceso de creación de tus artículos? ¿En qué te inspiras?

Hay varias maneras de trabajar y depende del estilo propio del joyero, pero en general se empieza con un diseño en dibujo o rendición computarizada, luego se deciden los procesos propios de la pieza deseada, se puede hacer totalmente a mano, o parcialmente a máquina y usando técnicas diversas, como  tallado en cera y posterior vaciado en metal, luego se completa la pieza con un pre terminado y pulido, se engarzan o montan las piedras preciosas (si el diseño lo indica), y luego se hace el terminado final limpieza y demás procesos de presentación, hay piezas que se llevan unas horas de elaboración y otras más complejas que toman días o semanas, he tenido la oportunidad de trabajar con todos los metales y piedras preciosas comúnmente usadas,(oro, plata, platino, rubíes, esmeraldas diamantes etc.), y la mayoría de las veces son para clientes y a pedido.

¿Con qué materiales te gusta trabajar? ¿Por qué? ¿Hay alguno que uses más que otros?

Trabajo en todos los metales preciosos y mis favoritos son  el oro y la plata en ese orden, por su nobleza.

¿Qué opinas sobre la educación en cuanto a la orfebrería?

Es difícil, para mi discernir el futuro de esta actividad, como todo lo técnico, se ha querido últimamente, encasillar como una actividad netamente mecánica, se han creado máquinas y sistemas para producir joyería en masa y se está perdiendo lo artístico, (con excepciones). Como es una actividad en la que la materia prima es más cara que la mano de obra, los artesanos estamos muy en las manos (y caprichos) de los clientes, entonces es difícil orientar a los más jóvenes sobre esto, la computación y otros sistemas de producción están dictando estilos más populares, (aunque no los mas estéticos) y estamos tratando de buscar un equilibrio entre ambos. La educación para los jóvenes interesados en esto debe ser técnica, pero no hay que dejar afuera a las formas tradicionales que los viejos maestros podemos tener como conocimiento.

Editorial: Una excelente síntesis es la que entrega Jorge en su entrevista, ilustra muy bien los conceptos, denota motivación por lo que realiza. ¡Felicitaciones! por llevar tan bien el oficio.

Amigos de la Cultura